Centro Martin Luther King

Ms agua y menos armas

Dentro de 20 aos, uno de cada dos hogares en el mundo podra sufrir de lo que los expertos en el tema del agua han denominado como “estrs hdrico”, una situacin provocada por la falta de acceso casi total a esta fuente vital.
Esta prediccin fue hecha por Loic Fauchon, presidente del Consejo Mundial del Agua, en el marco del “Encuentro del Agua Monterrey 2005”. Al mismo asisten delegados de todo el mundo, para presentar los proyectos locales de solucin al gravsimo problema de la falta de acceso al agua potable a nivel global. En un discurso en el que reivindic el derecho que cada ciudadano del mundo tiene de acceder al agua, Fouchon dijo que hoy en da muere ms gente por su falta o por beber una de dudosa calidad, “que por todas las guerras que ensombrecen al planeta”. “Llaves de agua antes que armas!”, dijo Fouchon en tono emocionado, al tiempo que afirmaba que si no hay un cambio en las polticas gubernamentales con respecto al lquido, es muy posible que 2.000 millones de personas sufran de este “estrs hdrico”. Segn las cifras que maneja el directivo del Consejo Mundial del Agua, en la actualidad 1.500 millones de personas en el mundo no tienen acceso a cantidades suficientes, como para cubrir sus necesidades ms bsicas. Cerca de 25.000 personas mueren cada da por enfermedades relacionadas con el agua no tratada. Fouchon dijo que es urgente darle prioridad al tema del agua y del saneamiento. “Podemos vivir sin telfonos celulares, sin la Internet, sin automviles, pero sin agua la vida no es posible”, dijo.

Derecho al agua en la Constitucin

A una pregunta de BBC Mundo sobre si estara planteado aprobar un mecanismo o una legislacin, que hiciera compulsivo para los gobiernos y las empresas privadas el asegurar el acceso al agua de todos los ciudadanos, Fouchon dijo que el Consejo Mundial del Agua milita para que en todos los pases del mundo este derecho sea incluido en sus respectivas Constituciones. Pero ms all de lo que puede quedar escrito en un papel que representa la ley, est la realidad de todos los das, de cmo hacer para que por lo menos se garantice una distribucin mnima de agua potable para cada ciudadano. Fouchon piensa que esto debe ser objeto de una decisin poltica.

“Para las familias que no pueden pagar el servicio de agua porque no tienen los medios, el principio que debe aplicar aqu es que estas familias deben tener derecho a una cantidad mnima de agua por da”, seal Fouchon.

Como pasa con otros recursos, el problema no es que no haya cantidades suficientes en el mundo, el problema es que no llega a todos por igual. “El agua no est siempre donde la queremos ni tiene siempre la calidad que se necesita”, agreg Fouchon. Para el directivo las soluciones a este problema hay que generarlas en cada regin, en cada pas, en cada comunidad.

El tringulo sediento

Los expertos en el tema del agua han identificado dos grandes reas en el mundo donde el problema del poco o casi ningn acceso es ms grave. Estn las reas secas o lo que los expertos llaman “el tringulo de la sed”, una enorme zona que va desde Gibraltar hasta Pakistn y de all al Cuerno de frica. Es un rea con una poblacin que suma casi los 1.000 millones de habitantes y donde las frecuentes sequas dejan a la gente sedienta por das y hasta semanas enteras. All este recurso vital tiene los das contados. Despus estn lo que Fouchon llama las “mega-ciudades”, donde la poblacin supera los 10 millones de habitantes y donde tener acceso al agua es prcticamente un lujo. Ciudades como Lagos, en Nigeria; las grandes urbes asiticas, especialmente en China e India, sin dejar a un lado ciudades latinoamericanas como Mxico o Sao Paulo.
Última modificación: 1 de noviembre de 2005 a las 01:47
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.