Centro Martin Luther King

Protegen niños, maestros y educadores ambientales especie de la flora cubana en peligro de extinción

El pasado martes 22 de mayo concluyó en el poblado de La Nenita, comunidad rural enclavada en el municipio Guisa de la provincia Granma, la primera fase de un grupo de acciones para la protección de una especie de la flora cubana que se haya en peligro crítico de extinción.

Dado el estado crítico de la especie, niñas, niños y maestros del 4º grado de la Escuela Primaria José Martí de la comunidad La Nenita, de conjunto con especialistas en conservación biológica y educadores ambientales del Jardín Botánico de Cupaynicú, diseñaron, construyeron y emplazaron tres vallas rústicas para proteger el único ejemplar adulto de la especie que se conoce en las inmediaciones de esa localidad. Ello permitió, además, realizar charlas con los pobladores que habitan cerca del ejemplar e iniciar un proceso de prospección de la especie en el área. Esto último con el objetivo de localizar otros ejemplares de este anón cimarrón aún no protegidos.

Este programa, que incluye escuelas primarias cercanas al Jardín Botánico utiliza como procedimientos de trabajo comunitario y de educación ambiental la Educación popular (EP) y el Mapa verde. Propuestas formativas que promueven desde hace varios años el Centro Memorial Martin Luther King Jr. y el Centro Félix Varela respectivamente.

La planta en cuestión, Annona cubense, conocida por los pobladores del sitio y de otras zonas montañosas del oriente cubano como Anón cimarrón, es un pariente silvestre del ya difícil de saborear, anón de ojos (Annona squamosa). Aunque la A. cubense no ha sido incluida aún en la Lista Roja de especies amenazadas de la flora de Cuba, los reportes señalan solo siete ejemplares adultos en el área.

Las acciones de protección realizadas, conveniadas con la dirección del centro docente como un Círculo de Interés de Ecología y conservación de la biodiversidad, se inscriben en el Programa de Educación ambiental que acometen obreros, técnicos y especialistas del Jardín Botánico de Cupaynicú. Dicho programa utiliza un novedoso método de educación ambiental denominado Enseñanza de la Ecología en el Patio de la Escuela (EEPE) para que niñas, niños y maestros apliquen los conocimientos que reciben e imparten en asignaturas como Matemáticas, El Mundo en que vivimos, Lengua materna, Educación laboral y Educación artística a la investigación y conservación de la flora y la fauna.

Como resultado de esta combinación, los alumnos de La Nenita iniciaron los estudios de fenología (ciclo de vida de las plantas floración, fructificación, germinación, crecimiento, etc) del ejemplar de A. cubense que existe en su localidad el cual desde hace varias semanas se halla en su pico de floración anual y luego continuarán con estudios de diversidad y abundancia de la especie en toda el área, experimentos de germinación in situ y ex situ (dentro y fuera del espacio natural donde está cada individuo), así como reforzamiento y rehabilitación ecológica de la especie a partir la reintroducción y reforestación con los ejemplares que se logren en el vivero escolar y el del Jardín Botánico.

El objetivo de estos métodos es formar, en y con las nuevas generaciones, actitudes ambientales y ciudadanas responsables hacia el medio natural y social que nos rodea. Para ello se integran las ciencias naturales y sociales, el arte y la sabiduría popular a las acciones colectivas de conservación de la biodiversidad.

Pero toda esa integración descansa en el placer de compartir experiencias agradables y útiles que den valor al entorno natural, familiar y comunitario en que se desarrollan los que en unos pocos años tendrán en sus manos el futuro económico, político, social, cultural -y también ecológico de la nación.

Última modificación: 8 de junio de 2018 a las 16:30
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.